Santa Biblia Wiki
Advertisement
Betsabé
Datos personales
Otros nombres Bathsheba
Familia
Cónyuge Urías el Hitita
David
Padres Eliam (Ammiel)
Hijos Salomón
Suegros Jesé
Nietos Roboam
Características
Ocupación Reina
Nacionalidad Israelita
Religión Judaísmo
Raza Semita

Betsabé [1], hija de Amiel, fue la esposa de Urías el Hitita y luego una de las esposas del rey David.

Biografia

David vio desde la azotea del palacio a una hermosa mujer bañándose. Quiso David informarse sobre la mujer y le dijeron que se trataba de Betsabé, hija de Eriám y mujer de Urías el hitita. David envió gente que la trajese a sus habitaciones, y tuvo relaciones con ella.

Luego del adulterio de Betsabé con David, ella queda embarazada, y David maquina la muerte de Urías el esposo de Betsabé para ocultar la culpa y la identidad del padre de la criatura que Betsabé llevaba en su vientre.

David mandó a Joab que le enviara a Urías ya que este participaba de la segunda campaña contra los amonitas. David sugirió a Urías que bajara a su casa, implicando que atendiera a su esposa, pero Urías no lo hizo. Cuando posteriormente David preguntó a Urías sus razones, Urías hizo referencia a un código de honor: él no entraría a su casa para comer, beber y acostarse con su mujer mientras el Arca de la Alianza, Israel y Judá habitaran en tiendas, y mientras Joab y sus compañeros guerreros acamparan en el suelo. En efecto, era común que, en la preparación para la lucha, los guerreros se abstuvieran de tener relaciones sexuales como ejercicio de disciplina. Al reiterarse la negativa de Urías a visitar a su esposa, David escribió una carta a Joab donde indicaba poner a Urías frente a lo más reñido de la batalla y ordenar a los soldados que se apartaran de él, de modo que el enemigo lo matara fácilmente.

Muerto Urías, Betsabé hizo duelo por él. Pasado el luto, David envió por Betsabé y la recibió en su casa haciéndola su mujer. Hay cierto matiz irónico en la observación de que el matrimonio se celebró inmediatamente después del duelo.

Dios denunció el pecado de David por medio de una parábola que enunció el profeta Natán. Con motivo de la visita del profeta Natán, se le adjudicó a David haber compuesto el llamado Miserere o Salmo 51 (50), el salmo penitencial por excelencia. A pesar de haber sido perdonado por Dios y salvado de la muerte por aquel crimen, el primer hijo nacido de David y Betsabé murió a los siete días a pesar del ayuno guardado por David para evitarlo.

Se sucedieron una cadena de intrigas, asesinatos y luchas internas, incluyendo una guerra civil, que plagaron la vida posterior de David como castigo por su crimen. Absalón, hijo de David, asesinaría a su propio hermano y se convertiría en personaje central del gran drama de la familia davídica, resultando en una serie de crisis políticas que llegarían a comprometer el futuro del reino.

David y Betsabé tuvieron luego cuatro hijos, Salomón, el último rey de Israel, Simá, Sobab y Natán. Estos cuatro tuvieron muchos hermanos por parte de su padre, el rey David. El nacimiento de Salomón, también llamado Yedidías, amado del Señor, fue una señal del perdón divino, el primer indicio de que Salomón terminaría por subir al trono, después de una sangrienta y triste secuencia que incluyó suplantar a otros herederos que tenían mejores derechos que él.[2]

Referencias

  1. Del hebreo Bathsheba, "la séptima hija" o la "hija del juramento".
  2. Betsabé
Advertisement